ANSIEDAD Y STRESS

En este mundo caótico en el que la idea generalizada es que todo se consigue a base de esfuerzo y prisa, la ansiedad y el estrés están instaurados en el ser humano como acompañantes fieles de nuestras jornadas. Y sin embargo son los dos factores que más deterioran nuestra vida. Puesto que el estrés produce cambios restrictivos en la respiración, que inciden sobre la toma de oxigeno, el cerebro se ve privado de su alimento más básico. Esto produce sensación de ahogo y por lo tanto la interpretación de "peligro" o "alarma". Es por esta razón que el método estrella para controlar la ansiedad y el estrés es algo tan fácil y barato como la respiración. Respirar adecuadamente (de forma abdominal y completa) nos permite oxigenarnos lo suficiente para que el organismo funcione correctamente. Cuando esto ocurre estamos en disposición mental para enfrentarnos a las situaciones estresantes (en sí mismas o interpretadas como tal) sin dramatismos ni rigidez. Respirar bien nos pone en un estado de "cabeza fria", que no es otra cosa que poder analizar e interpretar desde la calma cualquier sensación de ansiedad. En mis cursos y consultas, dirigidos a todo tipo de personas (incluidas las que padecen el llamado "estrés del ama de casa") enseño en primer lugar a respirar correctamente.

El segundo paso es la Relajación. Aprender a relajarse (a través de visualización, meditación, movimientos bio-energéticos, danza, o cualquier otra técnica válida) es vital a la hora de enfrentarse a una situación ansiógena (subir a un avión, pedir un aumento de sueldo, acudir a una primera cita, hablar en público, etc.). La relajación es pues una técnica pre y post ansiedad. La guinda del pastel para desestresarnos la representa elaprendizaje de la llamada "reestructuración cognitiva" que es cambiar la forma erronea, aunque habitual, que tenemos de enfrentarnos a las situaciones con nuestra mente. Cambiar la costumbre de interpretar de manera negativa actos o eventos, que vistos desde otro ángulo o en otro momento, interpretaríamos de forma más beneficiosa para nosotros.Hoy en día, existen muchos métodos para erradicar los síntomas (palpitaciones, malestar digestivo, sudoración, dolores de cabeza, temblores, etc) de la ansiedad y el estrés negativo sin necesidad de ingerir fármacos. La acupuntura Su Jok, novedosa y revolucionaria técnica coreana de tratamiento, mediante la acupuntura y/o digitopresión de manos y pies, que nos dá la oportunidad de autotratar cualquier dolencia mediante la presión (con un punzón de punta roma o con los dedos) de ciertos puntos de correspondencia en la mano y/o el pie. También la Medicina Tradicional China, la kinesiología y el naturismo nos ofrecen soluciones adecuadas a este trastorno. Hasta aquí las técnicas que uno mismo puede llegar a utilizar a solas.

Otros métodos de tratamiento como la desensibilización sistemática, la solución de problemas, la inoculación del estrés, el modelamiento, etc. deberían ser aplicados por profesionales de la Psicología, puesto que la desprogramación de un hábito negativo no es tan fácil de conseguir en solitario. Y por último el el tratamiento desde la Psicología Integral/Transpersonal, la forma más holística, y por lo tanto completa y profunda de acercarse a este estigma de nuestros tiempos.