Raquel Torrent
Raquel Torrent

LA DANZA DE LAS ENERGIAS

Amor de Pareja

“Sentía una vibración que en pequeñas oleadas recorría clara y nítidamente mis brazos y mis piernas, y sobre todo la parte inferior de mi cuerpo.../estoy segura de que me sentiría así de continuo si abandonara mis defensas y renunciara a toda protección”.

Estos son los sentimientos que Treya, la que fué mujer de Ken Wilber, experimentó al conocerle. Ambos eran meditadores experimentados y comentaban que les resultaba sorprendente el percibir los movimientos energéticos de manera tan clara, incluso a distancia, tan sólo por el propio conocimiento de la existencia del otro.

Sirva la relación de pareja que tan magníficamente nos regalan Wilber y Treya en su libro Gracia y Coraje, para ilustrar la magia que se produce entre dos seres humanos cuando “conectan” más allá de un sólo nivel, es decir en todos los planos.

El mayor aprendizaje que destilamos es que para permitir que nuestras energías bailen libre y felizmente, en una danza cósmica e inconmensurable que sobrepasa cualquier fantasía, necesitamos la disolución o trascendencia del ego, como puente. En esta orilla: la separación, el culto a la imagen, el egoísmo, la arrogancia, y la lucha por mantener la razón. En la otra orilla: la comunión, la entrega, el gozo, el amor sagrado.

Atravesar el puente, no es tarea fácil. Tiene que ver con empezar a darnos cuenta de que amar al otro, no es proyectarle nuestras expectativas, ni basar nuestro amor en lo que hace, en vez de en quién es. Cuando estamos en el puente, suele ocurrir comenzamos a elegir correr hacia el otro lado, aún a pesar de que lo conocido (lo reactivo) nos tire para atrás.

Dice Wilber, desde la otra orilla: “... nuestra actividad preferida, seguía siendo muy sencilla: abrazarnos en el sofá sintiendo danzar la energía por nuestros cuerpos. ¡Cuántas veces trascendimos así nuestro ser y llegamos a ese lugar en el que la muerte es una extraña y sólo brilla el amor, donde las almas se funden por toda la eternidad y un simple abrazo hace que se iluminen las esferas. La forma más sencilla de descubrir a Dios, definitivamente, es a través de su encarnación en unos brazos amorosos”.

Es importante recordar que la permanencia en la “otra orilla”, es impracticable, a no ser que alcancemos la iluminación. Las entradas sublimes en el paraiso son fugaces (segundos, minutos, horas). Dificil es mantenerse días, impensable mantenerse semanas, y como hemos dicho impracticable, años. Esto es debido a la dualidad de todo lo existente. Las energías en la pareja, también son duales: Ying (femenino) y Yang (masculino), tanto en hombres como en mujeres. Danzan en función del momento polarizado que cada uno tenga Ying (negativo -no, malo), Yang (positivo- no,bueno). Cuando esas energías se sincronizan, crean la sinérgia que impulsa a los amantes a la otra orilla. Cuando no es así el resultado es el desencuentro, la confusión y el alejamiento. Es, en esos momentos, cuando podemos recordar que si estamos juntos es para aprender y nutrirnos espiritualmente (lo cual indica todos los otros planos, también), así como elegir preservar la visión de la esencia auténtica del otro.
Wilber, siguiendo, al budismo y al misticismo en general, nos recuerda que para seguir el proceso de cruzar el puente es necesario no identificar el amor con apego. El ego quiere mantenerse individual. No acepta la totalidad. Ahora bien, las partes están destinadas a la muerte y a la decadencia. Muchas parejas sucumben, porque no han alcanzado, aún, la conciencia de la entrega, del respeto y el servicio al otro. Amar a otra persona puede lanzarnos fuera de los estrechos confines de nuestro ego y también producirnos mucho dolor y frustración. Por eso el amor es una espada de doble filo. Sólo el auténtico amor, el incondicional, del que tan buena muestra nos dan Wilber y Treya, podrá perdurar, trascender más allá del tiempo y del espacio.

Contacto

Raquel Torrent

C/Anchuelo, 32 32

28812 VALVERDE DE ALCALA

 

Para ponerse en contacto con nosotros o concertar una cita, le sugerimos llamar al

 

+918846340 622773695+918846340 622773695

 

o bien utilice este formulario.

Horario

Disponemos de servicio de urgencia si se encuentra fuera del horario de atención

Raquel Torrent en redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Raquel Torrent +34914155756 raqueltorrent@telefonica.net